en cosmética, un condicionador de piel la mantiene en buenas condiciones, también puede tratarse de un acondicionador capilar.